beneficios

La medicina conoce los beneficios de las ondas de choque: control del dolor, reparación acelerada de la lesión y recuperación de la movilidad. Generados simultáneamente busca recuperar la función perdida forjando una mejor calidad de vida.

Las ondas de choque generan

Formación de nuevos vasos sanguíneos, mejorando el suministro de sangre y oxígeno a la zona tratada estimulando la curación.

Desactivan la inflamación crónica, normalizando las sustancias generadoras de la lesión.

Reduce la concentración de Sustancia P, neurotransmisor responsable de la conducción del dolor al sistema nervioso central, generando el alivio de la sensación de dolor.

Liberación de factores de crecimiento, estimulando la producción de un adecuado y abundante colágeno.

Desintegración de calcificaciones a partir de la descalcificación bioquímica del exceso de calcio..